No Siempre Será Así

15 Yo pondré enemistad entre la mujer y tú, y entre su descendencia y tu descendencia; ella te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el talón. GENESIS 3:15

Durante milenios humanidad ha sentido una profunda dislocación interna. Las cosas no andan como deberán. Hace mucho tiempo, Dios susurró la primera promesa, <<no siempre será así.>>

El advenimiento es una época en la que reflexionamos sobre este rey de antaño y futuro. El advenimiento viene del latín <<advenire>> aproximarse or acercarse. En el advenimiento esperamos el fin del exilio. Muy dentro de nosotros no percatamos de que de alguna manera y de alguna forma perdimos el paraíso y no sabemos como encontrarlo.

En Génesis 3, cuando Adán y Eva libremente escogieron el exilio, Dios maravillosamente susurró, <<no siempre será así>>. Esto fue La Primera Promesa o lo que se le llama comúnmente el Proto-Evangelium o Primer Evangelio.

Al comienzo de este advenimiento, reflexionemos sobre los millares de años que transcurrieron antes de ver esta promesa inaugurada en Cristo y que nuestro vivir sea un vivir en esta expectativa.

Celebremos a este rey antaño y rey futuro.

 

Este mensaje también esta disponible en: Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *